A principios de siglo, el budismo aposentado en las inmensas tierras de Asia Central quiso llegar a Europa. Su área de influencia fue hasta entonces una relación de tierras herméticas: Tíbet, Mongolia, Tuva, Calmukia, Buriatia. Fue ese un tiempo en el que cada religión parecía conformarse con su lugar en la tierra. Los musulmanes vitalizaban sus escuelas en las orillas del mar Negro, del mar Caspi...